Atención a la Ciudadanía y Servicio al Cliente

Calidad de Servicio
no es lo que damos,
es lo que recibimos

La satisfacción del servicio al ciudadano bajo la mirada pública y, al cliente desde la perspectiva privada, es un proceso que requiere de mucha sensibilidad, flexibilidad y eficiencia porque responde a las necesidades reales.

Una óptima atención a la ciudadanía incluye brindar servicios de calidad y ser consciente  que todas las acciones -o inacciones- de la organización impactan en el servicio final que se presta al ciudadano y/o cliente.

La satisfacción del ciudadano y/o cliente, es la razón de ser de la organización. En esa medida, es esencial que el enfoque de oferta existente en la actualidad, centrado en los servicios que las entidades tienen establecidos, vire hacia uno  centrado en la demandas; es decir, enfocado en las necesidades.

Es necesario que el enfoque de oferta cambie por uno por demanda, centrado en las necesidades de la ciudadanía y con altos niveles de satisfacción por parte del ciudadano.

– Fernando –